Los medios japoneses sostienen que todos los juegos de «Squid Game» son japoneses, y no coreanos

NOTICIAS

 

La serie  El Juego del Calamar  (Squid Game) de Netflix  tuvo un éxito mundial como ningún otro, ya que millones de televidentes en todo el mundo elogiaron la emocionante serie distópica. A pesar de estar completamente producido y escrito en coreano, eso no detuvo el enorme éxito internacional que vería el K-Drama. Y aunque las producciones coreanas han comenzado a ganar un impulso positivo en todo el mundo, Squid Game realmente puso a Corea del Sur en el mapa en términos de reconocimiento mundial.

Sin embargo, a la luz del gran éxito de Corea del Sur con la serie, ha habido algunos detractores que han comenzado a hacer afirmaciones en todo el mundo, y esta vez, es la prensa japonesa.

Póster de «Squid Game».

 

El 29 de octubre,  The Nikkei, que es un periódico de economía japonés, hizo fuertes afirmaciones de que  “la mayoría de los juegos de la serie son de Japón” y que debido a la “nostalgia”,  esta fue la razón principal por la que la gente disfrutó de la serie.

El director Suzuki, que trabaja para  The Nikkei , continuó con sus afirmaciones diciendo que el primer juego de la serie,  Mugunghwa (luz roja, luz verde) tiene  «las mismas reglas y melodía que el juego japonés, ‘La estatua de Dharma ha caído».

Juego “Mugunghwa” de “Squid Game” | Netflix

 

Además de esto, el director hizo aún más afirmaciones, diciendo que los otros  juegos de  Squid Game  que aparecen en la serie, como  ddakji  (fichas de papel dobladas), el juego de mármol e incluso  dalgona, se tomaron de los juegos japoneses.

Fotograma de “Squid Game” del juego dalgona | Netflix

 

Suzuki también argumentó que el juego principal de toda la serie, el juego de calamar real que los jugadores juegan en el último episodio, también fue tomado de un juego japonés llamado «squid kaisen». ¿Su razonamiento? «La coincidencia es demasiado grande». 

La premisa del juego del calamar | Netflix

El director del periódico japonés concluyó sus afirmaciones expresando su frustración con los libros de texto coreanos proporcionados en las escuelas. Examinó un total de 133 libros de texto coreanos que se estaban utilizando en el sistema educativo coreano. Después de su examen, reveló que si bien todos los juegos  «se originaron en Japón», no se dio crédito en los libros de texto.

 

 

 

 

 

 

 

Source: (1), (2) and (3)

¿ME COMPARTES?